VERSICULO DEL DIA

Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan.Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.Jehova 58:11,12

sábado, 2 de mayo de 2009

El buen Pastor

El buen Pastor
“Jehová es mi pastor; nada me faltará.”Salmo 23:1
Quizá este versículo le suene más que conocido y seguramente hasta lo sepa de memoria. Pero le pregunto ¿Conoce usted su verdadero significado? Recuerde que en la relación íntima con Dios es en dónde lo vamos conociendo más profundamente. Y el Dios que vamos conociendo es el que tenemos que ir revelando.
Este Salmo nos muestra tres cosas interesantes:
1-Nuestra necesidad de ser protegidos y guiados. El buen Pastor está para protegernos y cuidarnos, pero también está para guiarnos. Y nos va guiando y nos va dirigiendo por la bendita Palabra de Dios.
2- Sin Él somos vulnerables. Nosotros siempre tenemos que estar en la familia de ese Padre y en el rebaño de ese Pastor. Porque sin Él, cualquier cosa que venga del enemigo va a traer complicaciones a nuestra vida.
3-Tenemos que estar confiados porque el Buen Pastor nunca nos va a dejar sin rumbo en esta vida. Usted no puede decir en esta tierra, si Él es su padre, si Él es su pastor y usted tiene comunión con Él, nunca puede decir estoy desorientado, estoy confundido, no sé para donde ir, estoy sin rumbo. No lo puede decir nunca porque en forma permanente el Buen pastor tiene cuidado de sus ovejas y fluye en la vida de sus ovejas con la Palabra que ilumina, que guía. Pero es nuestra responsabilidad el darle prioridad a Su Palabra, ella tiene que ser nuestra máxima autoridad. Al hacerlo, nunca va a estar sin rumbo. Porque Él es su pastor y nada le faltará.
También nos muestra este Salmo, que podemos confiar en su habilidad. Y esa habilidad es la que proviene de Dios y la cual manifiesta como nuestro pastor en el cuidado, la protección, la ayuda, la fortaleza y el sustento que nos da permanentemente. Una expresión del Salmo dice que Dios adereza mesa delante de nosotros, en presencia de nuestros angustiadores. Eso nos muestra que todas las bendiciones las va a poner en las mismas narices de nuestros enemigos. Él va a satisfacer todas nuestras necesidades.
Qué bueno es saber que tenemos un Dios que es Padre nuestro, que es nuestro Buen Pastor, que tiene cuidado de nosotros y que es nuestra guía.
Oración: Padre amado, en este día te reconozco como mi Buen Pastor. Creo que nada me faltará, que tú eres mi guía y mi protector, que estoy dentro de tu familia y tu rebaño, que nunca me dejarás sin rumbo. Gracias por todas estas bendiciones porque sé que nunca me van a faltar. Te amo. En el nombre de Jesús, amén.
Vicky Pando