Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando las entradas de diciembre, 2007

CRISTO el motivo de la NAVIDAD

Porque nos ha nacido un niño, se nos ha concedido un hijo; la soberanía reposará sobre sus hombros, y se le darán estos nombres: Consejero admirable, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz. Isaias 9.6

La navidad es tiempo de celebracion, es tiempo de regocijarnos, debemos recordar el verdadero significado de la Navidad y no confundir su escencia, no hay nada que pueda suplir el gozo y la alegria de saber que un dia vino a nacer Jesucristo nuestro Redentor, y no solo ha nacer, sino que ademas nos escogio para que fuesemos hechos hijos suyos, a su imagen y semejanza, tampoco hay tristeza tan grande que pueda empañar la paz que llega a nuestra vida cuando sabemos y reconocemos al Rey de Reyes y Señor de Señores como nuestro Padre Eterno, nuestro Consejero, Nuestro Principe de Paz.

La navidad sin Cristo, es solamente tradicion, es una fiesta mas. La navidad sin Cristo es como un mar sin agua, un desierto sin arena, un noche sin estrellas, un ser humano sin vida. La navidad sin Cri…

Mujer eres una rosa en el Jardin de Dios

Yo seré a Israel como rocío; él florecerá como lirio, y extenderá sus raíces como el Líbano. Se extenderán sus ramas, y será su gloria como la del olivo, y perfumará como el Líbano. OSEAS 14.5,6
Hay muchas clases de Lirios, pero en la diversidad hay belleza, de hecho trate de escoger uno para esta reflexion, me di cuenta que son bellos cuando no les hace falta el agua, el aire, la tierra.
Dios nos compara con el lirio, es un gozo saber que El mismo es el rocio para nosotras, para no marchitarnos, para no secarnos, para estar hermosas con su presencia, El es el Lirio de los Valles, La Rosa de Saron. La Mujer como el lirio necesita la brisa del amor, el aire de la libertad y la tierra del equilibrio. Para que una mujer pueda sentirse realmente amada, necesita tener una relacion intima con Dios atraves de Jesucristo, El es el amor, su amor es puro, es fiel, es paciente, todo lo perdona, nunca deja de ser. Para que una mujer ame en verdad es necesario que el amor de Dios sea derramado como …