"Dios es Padre de misericordia"

Y vio Dios lo que hicieron, que se convirtieron de su mal camino; y se arrepintió del mal que había dicho que les haría, y no lo hizo. Jonás 3:10

Jonás es del tipo de persona que cuando ya son redimidas por la sangre de Jesucristo se les olvida de donde Dios les saco también a ellos, del lodo cenagoso del pozo de la desesperación y por eso se enojan cuando Dios perdona a los pecadores, no tienen amor ni misericordia, o cuando alguna persona cae y es restaurada por el Espíritu Santo, la persona recibe el perdón de Dios, se perdona a ella misma, la perdonan los siervos con el corazón de Dios, pero los únicos que no les perdonan son los Jonases, por que ellos piden misericordia para cuando ellos se equivocan, pero no son capaces de tener misericordia con la gente de alrededor, “Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado” (Galatas 6:1)

En algunos casos este tipo de persona tiene misericordia por las almas, pero para algún miembro de la familia de Dios, o para su familia de carne no tienen compasión, la palabra de Dios dice “Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe”. (Galatas 6:10)

Jonás después de que Dios lo salvo del gran pez, obedeció a Dios y fue a Ninive, pero Dios le tuvo que hablar por segunda vez. Él estuvo predicando que si no se arrepentían Dios destruiría la ciudad en 40 días, el pueblo le creyó a Dios “Y los hombres de Nínive creyeron a Dios, y proclamaron ayuno, y se vistieron de cilicio desde el mayor hasta el menor de ellos”, el mismo Rey hizo proclamar ayuno en todo el pueblo y en los animales y no comieron ni alimento ni agua, el rey dijo “clamen a Dios fuertemente; y conviértase cada uno de su mal camino, de la rapiña que hay en sus manos. ¿Quién sabe si se volverá y se arrepentirá Dios, y se apartará del ardor de su ira, y no pereceremos?

Dios quien es lento para la ira y grande en misericordia los perdono, pero Jonás no, el se enojo mucho de hecho le dijo a Dios que le quitara la vida, Él debió de estar contento porque el pueblo se arrepintió del mal, pero sin embargo oro a Dios y le dijo “Ahora, oh Jehová, ¿no es esto lo que yo decía estando aún en mi tierra? Por eso me apresuré a huir a Tarsis; porque sabía yo que tú eres Dios clemente y piadoso, tardo en enojarte, y de grande misericordia, y que te arrepientes del mal. Ahora pues, oh Jehová, te ruego que me quites la vida; porque mejor me es la muerte que la vida.”


Dios le dijo a Jonás que no hacia bien en enojarse, y le dio una enseñanza, hizo crecer en un día una calabacera que le diera sombra y al siguiente día preparo un gusano que hirió a la calabacera y se seco, esto también hizo enojar mucho a Jonás “ Entonces dijo Dios a Jonás: ¿Tanto te enojas por la calabacera? Y él respondió: Mucho me enojo, hasta la muerte. Y dijo Jehová: Tuviste tú lástima de la calabacera, en la cual no trabajaste, ni tú la hiciste crecer; que en espacio de una noche nació, y en espacio de otra noche pereció. ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?

Mujer con Visión y Poder, pudiera ser que hayas pedido misericordia a una persona a la cual le fallaste y no recibiste el perdón, el ser humano a veces es duro de corazón, pero Dios es misericordioso, y si alguna vez tu no te haz mostrado misericordiosa y haz juzgado a las personas pídele a Dios perdón, pídele que te enseñe amar como El ama, que te enseñe a perdonar como el perdona y que te enseñe a hacer misericordia como El la tiene de ti y de mi, “Porque tú, Señor, eres bueno y perdonador, Y grande en misericordia para con todos los que te invocan. (Salmo 86:5)



“Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti, y tenga de ti misericordia”
Alejandrina Lopez

Entradas populares