Mujer Restaurada

No se acuerden de las cosas pasadas ni consideren las cosas antiguas. He aquí que yo hago una cosa nueva; pronto surgirá. ¿No la conocerán? Otra vez les haré un camino en el desierto, y ríos en el sequedal. Isaías 43:18-19

Diez años despues de que Noemí salio de Belén hacia Moab junto a familia, se encontró desamparada, sin hijos y sin marido. Noemí sentía amargura en su corazón porque de acuerdo a su perspectiva era Dios el culpable de sus pérdidas, ella decidió que ya no la llamaran de Noemí (dulzura, amable) sino Mara (amargura) . (Rut 1:20)

Muchas veces cuando nos encontramos en adversidades, dificultades y situaciones dolorosas buscamos un culpable en lugar de buscar al Unico que tiene el poder para solucionar, cambiar y transformar nuestro destino.

La restauración o restitución viene como consecuencia de volvernos al Señor Todopoderoso, de alinearnos a su perfecta, buena y agradable voluntad para nuestras vidas con un corazón sincero y humilde delante de El.

Noemí se sentía vacia por lo que dijo: “Yo me fui llena, pero Jehová me ha vuelto con las manos vacías” y aunque tuvo ese sentimiento en su corazón, decidió comenzar a caminar para volverse a la tierra de Judá y así empezar un proceso de restauración.

Que hizo que Noemí junto a Rut se volviera a su tierra? La buena noticia que ella oyó:  “el Señor se había compadecido de su pueblo y que había visitado a su pueblo para darles pan”.

Cuando hemos tenido pérdidas, muchas veces se pierde: la capacidad de apreciar lo que si tenemos, la virtud de un corazón agradecido con Dios, la fe de creer y confiar en sus promesas y la valentía para actuar de acuerdo a lo que dice su Palabra, como dice el Salmo 27:13 Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes. Que diferente sería si en medio de toda situación declaramos lo que Dios ha dicho y no lo negativo que me estan diciendo las circunstancias adversas, el enemigo, mis emociones o terceras personas.
Por cierto ella no regresaba con las manos vacías, venía consigo su nuera, que la amaba, la cual era de más valor para ella que siete hijos. (Rut 4:15)

En Isaías 43:18-19 El Señor nos dice que ya no recordemos las cosas pasadas, que ya no te acuerdes de las situaciones dolorosas, de las malas decisiones, de las pérdidas que tuviste, porque El quiere hacer algo nuevo este año en tu vida, familia, ministerio, trabajo. Tienes que soltar tu pasado para que puedas experimentar el presente glorioso y el futuro lleno de esperanza que Dios ha preparado para ti y los tuyos.

Si tu amas al Señor puedes confiar y creer lo que dice su Palabra “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman” 1 Cor. 2:9

En el caso de Noemí fue un período 10 años de lucha intensa y de dolor que terminó el día que se volvió a la Casa de Pan (Belén) como simbolo de volverse a  Jesucristo que es el Pan de Vida, ella recibió la restauración de su alma, la restitución de sus tierras, la bendición de la herencia de su nieto el cual fue el abuelo de David, un varón conforme al corazón de Dios.
El Señor es el único que puede sanarte He aquí que yo les traeré sanidad y medicina; y los curaré, y les revelaré abundancia de paz y de verdad Jeremias 33:6

Mujer con vision y poder no se que has perdido, que tan doloroso pudo haber sido, ni siquiera se los años que llevas en esa situación que ha traído a tu vida una tristeza tan profunda que ya se convirtió en amargura y por consecuencia te vestiste de luto y de ceniza, y has olvidado soñar, reír, amarte y amar.
Lo que si sé que hoy es el día que Dios desea es sanar, restaurar tu preciosa vida, si tan solo te vuelves a El a Jesucristo el restaurador de tu alma y sustentador de tu vejez y le pides que te muestre su camino y comienzas a transitar por El, vendran tiempos de refrigerio a tu espíritu, alma y cuerpo, hoy el cambia tu destino de la condenación a la salvación., de la pérdida a la restitución, de la tristeza al gozo, de la enfermedad a la sanidad, así como visitó a Noemí, hoy te visita a ti y pone un manto de alegría y tu boca se llena de risa y tus labios de alabanza  y lo que estaba seco se convierte en campo fértil, lo que estaba muerto resucita para la Gloria de Jesucristo. Hoy comienzas a escuchar su voz que te dice : “Tu eres mi amada, mi obra maestra y en ti me gloriare” 
                                                                             con amor 
                                                                         Alejandrina Lopez

Entradas populares