MUJER ABANDONADA
Isaías 54:6 “Porque como a mujer abandonada y triste de espíritu te llamo Jehová, y como a la esposa de la juventud que es repudiada, dijo el Dios tuyo”


LECTURA BIBLICA: Genesis 16

En pleno 2007 existen muchas mujeres que han sido abandonadas por sus maridos, o que tuvieron relaciones con su novio y salieron embarazadas, y el novio no se hizo responsable de ella y de su hijo, o tal vez el novio le pidió abortar y ella acepto.

Agar era la sierva (sirviente) de Sara y de Abraham, y ellos no habían tenido hijos, así que Sara tomo a su sierva y se la dio a su marido para que tuviera hijo con ella.
Al momento que Agar supo que estaba embarazada vio a Sara con desprecio, y eso dio como resultado que Sara la comenzó a afligir, Fue tanta la presión que sintió Agar, que mejor huyo de su presencia.

Me puedo imaginar a Agar, yéndose de la casa de sus amos, embarazada, triste por el desierto, pero dice la Biblia que El ángel de Jehová (Jesucristo) se le apareció y le dijo “¿de donde vienes tu y a donde vas?, ella contesto: huyo de delante de Sarai mi señora.
Si te fijas solamente le contesto la pregunta de donde venia, ya que en ese momento ella no sabia hacia donde iba, de hecho así hay muchas mujeres que no saben a donde van, pero que hermoso que si tenemos un encuentro con Dios, el nos va a decir lo que hagamos.

En estos versículos podemos ver una enseñanza preciosa de cómo Dios la exhorto al decirle que volviera con su ama y fuera sumisa, la consoló al decirle “darás a luz un hijo, llamaras su nombre Ismael porque Jehová a oído tu aflicción” y le dio una promesa “multiplicare tu descendencia”.

Mujer con Visión y Poder, Dios sigue siendo el mismo de ayer, de hoy y de siempre y así como Agar pudo contar con Dios como su esposo, a ti te dice: “No temas, pues no serás confundida, y no te avergüences, porque no serás afrentada...........Porque tu marido es tu Hacedor; Jehová de los ejércitos es su nombre, y tu Redentor” Isaías 54:4-6

JESUS ES EL AGUA QUE SACIA NUESTRA SED
Alejandrina López

Entradas populares