Jezabel, una mujer ambiciosa
Hebreos 13:5 ”Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré”

Lectura Bíblica: 1ª. Reyes 21

La codicia, (sinónimo de avaricia), es el deseo de obtener mas de lo que uno necesita, ya sea riqueza, habilidades, reconocimiento o bienes materiales, es una actitud dañina, que hace que las personas que tienen avaricia, pasen por encima de quien sea, con tal de obtener lo que están codiciando, sin importar el daño que ellas mismas se causen y el que le hacen a las personas.

En la Biblia habla de una mujer llamada Jezabel, esposa del Rey Acab, un ejemplo de una mujer mala. Dice la palabra de Dios en el capitulo 21, que Acab llego triste y enojado a su casa porque no le vendieron una viña y su esposa le pregunto porque estaba tan decaído y no comía, y El le contó lo que le paso.

Jezabel debió de haberle aconsejado que no se sintiera así, que tuviera contentamiento con ser Rey, tenia la mayor posición dentro de un pueblo, y muchos bienes; pero lamentablemente no fue así, ella le dijo ……Levántate, y como y alégrate; yo te daré la viña de Nabot” (1ª. Reyes 21:7)

En el relato de este capitulo, vemos a una esposa ego centrista, mentirosa, calumniadora, homicida, usando el nombre de Dios en vano, porque fue capaz de escribir cartas, usando su posición de esposa del Rey, que decían que Nabot había blasfemado el nombre de Dios cuando no fue así, además contrato 2 testigos para que dieran falso testimonio y no solo eso, sino que además puso al pueblo a ayunar y les dijo que sacaran a Nabot fuera de la ciudad y lo apedrearan hasta matarlo (1ª. Reyes 21:8-14)

¡De lo que es capaz un hombre o una mujer ambiciosa! Que tremendo, uno de los mandamientos de Dios dice “No codiciarás la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo. (Det. 5:21)
La Biblia dice “que no hubo un Rey como Acab que se vendió para hacer lo malo, porque su mujer Jezabel lo incitaba” 1ª. Reyes 21:25, pero esta mujer no contaba que hay un Dios justo y verdadero, y que es Omnipresente, Dios vio todo lo que hizo, y envió al profeta Elías, para darle una palabra de juicio al Rey Acab sobre su vida y su descendencia y sobre su esposa, “Y en cuanto a Jezabel, el SEÑOR dice: "Los perros se la comerán junto al muro de Jezrel." 1ª.Rey 21:23

Mujer con Visión y Poder, no es malo tener un deseo de superación, siempre y cuando no se convierta en codicia, “Porque los que quieren enriquecerse caen en tentación y lazo, y en muchas codicias necias y dañosas, que hunden a los hombres en destrucción y perdición” (1ª.Tim. 6:9), ademas el deseo de Dios es bendecirnos: "Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os seran añadidas" (Mateo 6:33)

Alejandrina López

Entradas populares